Web oficial de la Fundación de la Haptonomía - C.I.R.D.H. (Centro Internacional de Investigación y Desarrollo de la Haptonomía). CONTACTO

Haptonomía - Aplicaciones

Aplicaciones clínicas de la fenomenalidad haptonómica

Las aplicaciones de la Haptonomía conciernen la vida entera del ser humano, desde la concepción hasta la muerte, mediante acompañamientos específicos adaptados a la vida prenatal, a la infancia, al adulto así como a los ancianos, incluyendo el acompañamiento de los moribundos.

Tres son los grandes campos de aplicación clínica de la haptonomía:

- 1.- El ACOMPAÑAMIENTO PRE- Y POSTNATAL HAPTONÓMICO DE LOS PADRES Y DE SU HIJO/A

- 2.- La HAPTOPSICOTERAPIA®

- 3.- La HAPTOSYNESIA®. Haptonomía aplicada a las prácticas médicas y paramédicas (enfermería, matronas, fisioterapeutas, etc).

 

1.- El ACOMPAÑAMIENTO PRE- Y POSTNATAL HAPTONÓMICO DE LOS PADRES Y DE SU HIJO/A. Consiste en un acompañamiento de la maduración de la relación afectiva y recíproca entre el padre, la madre y el niño. Favorece el desarrollo de los lazos afectivos entre el hijo y sus padres, permitiéndoles vivir una relación de ternura mientras el bebé se encuentra todavía en el útero de su madre. Favorece igualmente la acogida del recién nacido en el momento del parto y tras éste. Muy tempranamente el bebé adquiere una seguridad de base* que le invita a la autonomía, a la comunicación y a la confianza.

Esta relación transforma la vivencia del embarazo y establece un contacto íntimo, gracias al cual los padres – la madre sobre todo – aprenden a acompañar activamente a su bebé guiándole hacia su entrada en el mundo durante el nacimiento.

Este contacto afectivo debe continuarse tras su venida al mundo. El desarrollo afectivo del recién nacido es, por esta relación confirmante y este acompañamiento en torno al nacimiento, favorecido de forma fundamental y determinante para llegar a ser una persona autónoma.

No debe en ningún caso ser reducido a un método de preparación al parto, aunque este acompañamiento implique una sensibilización al nacimiento. Tampoco se trata de un método de estimulación fetal o del recién nacido. Expresamente los profesionales que practican el acompañamiento haptonómico se sitúan al margen de los “estimuladores de fetos o de bebés”, tan de moda hoy en día. Cualquier tipo de “estimulación” puede suponer una manipulación de los dones y facultades que cada ser humano ha recibido en su “constelación significativa*”.

El acompañamiento se desarrolla durante el embarazo ayudando al bienestar de la madre, del niño y del padre, favorece la vivencia del nacimiento y se continúa durante el primer año de la vida, ayudando a la expansión del niño.


Derivan también de este dominio de aplicación:

  • La HAPTO-OBSTETRICIA®. Aplicación de la fenomenalidad haptonómica al cuidado del embarazo y a la asistencia al parto. Consiste en la culminación del acompañamiento prenatal de los padres y de su hijo/a, ocupándose del parto del bebé acompañado prenatalmente. La matrona o el obstetra, formados en este acompañamiento haptonómico favorecen un nacimiento haptonómico en el que la madre, bien asistida por el padre, acompaña y guía afectivamente a su hijo en el camino hacia su entrada al mundo. La matrona o el obstetra así formados, saben intervenir - si es preciso – de una forma adecuadamente adaptada al fin sirviéndose de aplicaciones haptoobstétricas específicamente desarrolladas para este cometido. Así mismo, están capacitados para resolver, aplicando la fenomenalidad haptonómica, los problemas propios del embarazo, parto y puerperio.
  • La HAPTOPUERICULTURA®. Se ocupa del bebé y de su infancia. Es la continuación consecuente del acompañamiento pre- y postnatal haptonómicos y concierne a los/as pedíatras y puericultores/as que han aprendido a aplicar las evidencias haptonómicas desarrolladas para los cuidados neonatales en los hospitales y maternidades.

Aplicaciones que continúan y permiten un acercamiento afectivo-confirmante, asegurador del recién nacido, en los casos en los que el bebé debe ser dejado en manos de los/as pedíatras y puericultores/as.


2.- La HAPTOPSICOTERAPIA. Es una forma de asistencia, de acompañamiento, de terapia, que aspira a ayudar a la persona a establecer, reencontrar, restaurar o desarrollar una salud psíquica en pleno equilibrio. Se dirige a las personas que sufren o presentan un malestar existencial, confrontadas a un sentimiento de frustración, de traumatismo o de incompletitud de su ser, ligado a su historia personal.

La haptopsicoterapia ofrece a la persona, así acompañada, la posibilidad de movilizar ella misma los recursos unidos a su libido vitalis* – sus deseos vitales, su elan (impulso) de vida y placer de vivir - que son el fundamento mismo de la existencia humana.

Es la aplicación de la fenomenalidad haptonómica en su forma más completa en tanto que psicoterapia afectivo-confirmante que se orienta explícita e implícitamente hacia la persona y hacia la consecución de una seguridad interna, que hace autónomo al paciente recurriendo a sus facultades afectivas.


Derivan también de este dominio de aplicación:

  • El HAPTOANÁLISIS, como aplicación psicoterápica específica que analiza - si es preciso - los engramas que se encuentran en el origen de las frustraciones o de los traumatismos graves que han tenido un impacto perturbador sobre la vida individual. En un ambiente de “regresión” bien conducido, en total confianza y apertura, se descubren de forma transparente los psicotraumatismos que se pueden retirar y las frustaciones que se mitigan mediante un acompañamiento thymotáctil de proximidad que da seguridad, determinado por una presencia afectivo-confirmante
  • La HAPTOPSICAGOGÍA. Representa la forma de haptopsicoterapia que comprende un acompañamiento intensivo de naturaleza psico-pedagógica orientado hacia los problemas del desarrollo del Yo-consciente y del llegar a convertirse en una persona, en un contexto psico-educativo. Se dirige tanto a niños y adolescentes que sufren problemas de desarrollo del Yo-consciente, de individuación, de crisis de identidad, de dificultades en los procesos de aprendizaje escolares o educativos, como a los adultos con dificultades de maduración hacia un psiquismo adulto y hacia una salud psíquica.

 

3.- La HAPTOSYNESIA. Esta aplicación se orienta específicamente a la ayuda o terapia haptonómica de las enfermedades y de los problemas físicos, trastornos de integración corporal (sentimiento de incompletitud), etc. Médicos de atención primaria, psicólogos, profesionales paramédicos (enfermería, matronas, fisioterapia,...), etc., que tratan las enfermedades físicas o físico-mentales, practican la haptosynesia ejerciendo su profesión “bajo la base haptonómica” con el fin de optimizarla y humanizarla mediante las evidencias terápicas haptonómicas.

Se preocupa del confort de la corporalidad en el respeto de la dignidad del ser humano. Intenta restaurar el sentimiento de completitud* en una persona afectada en su integridad corporal, consecuente a un traumatismo físico o a una enfermedad. La ayuda se orienta también a que, a pesar de su handicap, la persona no sea separada de su personalidad, de su implicación en el seno de sus semejantes.


Derivan de ella:

  • La KINESIONOMÍA CLÍNICA. Se orienta a los cuidados de los pacientes hospitalizados que presentan déficits neurológicos y/o motores y concierne particularmente al personal que se ocupa de los cuidados: enfermeros/as y auxiliares de clínica. Facilita su trabajo teniendo en cuenta las necesidades individuales de los pacientes de ser cuidados de una forma adaptada a su personalidad y a su problema.

La aplicación de la kinesionomía clínica engloba toda una serie de acciones y movilizaciones bien adaptadas al fin, que cuentan con la intencionalidad vital* del paciente en un ambiente confirmante utilizando, de forma adecuada y eficaz, los bucles sinérgicos respetando las leyes dinámicas de las palancas y de la gravedad terrestre; una puesta en marcha de las propias facultades para moverse, y esto en el contexto de la fenomenalidad de reencuentro haptonómico.

De este trabajo deriva una facilitación de los cuidados del paciente que redunda en una asistencia más humana y con disminución de lesiones laborales en los cuidadores.

La kinesionomía es la parte de la haptonomía que estudia los comportamientos y conductas afectivas humanas relacionados con el movimiento a través de actos y de acciones de encuentros, interacciones y relaciones humanas.

  • El ACOMPAÑAMIENTO HAPTONÓMICO DE LOS ANCIANOS Y DE LOS MORIBUNDOS. Se trata, ya que este acompañamiento concierne a personas de edad avanzada, de hacer un llamamiento adecuado a su elán (impulso) vital en el contexto de reencuentros interactivos, para obviar los inconvenientes de su edad, como la inercia y la apatía, la demencia senil, la enfermedad de Alzheimer, la depresión senil, o simplemente una tendencia a la inactividad o al aislamiento. El acompañamiento de los moribundos comprende un acompañamiento individual de la persona agonizante, pero también el sostén de sus familiares próximos. Cerca de la persona en trance de morir, este acompañamiento se cumple en un ambiente haptonómico de contacto thymotáctil afectivo, de amor contenido confirmante, que permite disminuir el sufrimiento físico y psíquico inherente a todo trance agónico.

 

Desde la Haptosynesia, la Haptoobstericia y el Acompañamiento haptonómico pre- y postnatal, se concede especial importancia al estudio y tratamiento de los problemas relacionados con el suelo pélvico, tan castigado durante la gestación y el parto, y, en cierto modo, olvidado en la práctica obstétrica. La haptonomía propone una colaboración de calidad muy específica en todos los problemas relacionados con la base (el periné y las estructuras pélvicas donde residen los órganos genito-urinarios): prolapsos, incontinencia urinaria y/o fecal, hemorroides, estreñimiento, disfunciones sexuales (impotencia, vaginismo, frigidez,..), etc.

 

Para acceder a una descripción detallada de cada una de estas aplicaciones vaya a los botones situados al inicio de este texto.

Copyright © 2017 Haptonomía. Todos los derechos reservados.

Diseño Web Iniziativas - Registro dominios guidom