Web oficial de la Fundación de la Haptonomía - C.I.R.D.H. (Centro Internacional de Investigación y Desarrollo de la Haptonomía). CONTACTO

Las FORMACIONES COMPLEMENTARIAS se realizan tras acabar una de las formaciones específicas relacionadas, se orientan a profesionales que ya han adquirido experiencia en su práctica profesional cotidiana.

Cuatro son las formaciones complementarias:

1.- HAPTO-OBSTETRICIA®,

2.- HAPTOPSICOTERAPIA COMPLEMENTARIA,

3.- HAPTOPEDAGOGÍA,

4.- HAPTONOMÍA APLICADA A LOS CUIDADOS DE LAS PERSONAS ENCAMADAS

 

A continuación describimos cada una de ellas:

 

1.- HAPTO-OBSTETRICIA®
Esta formación es accesible tras finalizar una de las formaciones específicas requeridas. Frecuentemente es aperiódica.
La hapto-obstetricia es puesta en práctica durante el momento del nacimiento y del parto.  Considera los fenómenos ligados a las vivencias de la afectividad en la dinámica del nacimiento y en la interacción padres-niño-profesional.
Esta formación complementaria se destina a las matronas y obstetras que trabajan en el parto (paritorios o asistencia a partos en domicilio).  Es la continuación natural de los conocimientos adquiridos en la formación pre- y postnatal que la precede necesariamente (para informaciones más completas, releer la presentación de la formación pre- y postnatal).
Sea cual sea su forma de ejercicio profesional, tanto en una maternidad de nivel 3, una clínica privada, una “casa de partos”, o incluso en el parto a domicilio, los profesionales sobre los que recae la responsabilidad del buen desarrollo del parto  están en relación con una madre, un padre y un hijo que viven un tiempo bisagra fuerte y único para cada uno de ellos…
Leer más
La docencia en medicina, generalmente, pone el acento sobre el cuerpo objeto, en sus aspectos anatómicos, y funcionales. Nos enseña también a cultivar una actitud preservada de todo afecto que podría perjudicar el objetivo terapéutico.
Nuestros actos no pueden ser neutros, además, estamos confrontados a la vivencia emocional de la pareja y del niño. Más allá de las preocupaciones médicas, cada participante vive una convocación existencial que es una llamada a su vivencia más íntima en el momento del parto.
La haptonomía distingue el cuerpo observable objetivamente de la “corporalidad” vivida y resentida.
La “corporalidad*” define la vivencia subjetiva del cuerpo y su apropiación por la persona. Corresponde a una realidad vivida que determina nuestra relación con el mundo y con las personas que nos rodean. Es “lo que yo vivo y lo que yo soy”.

Estando totalmente ligada a la inteligencia clínica de los profesionales de la hapto-obstetricia, se apoya en el espacio de reencuentro en el que la madre y el niño participan juntos en el proceso del nacimiento.

La “conducción thymestésica1 del profesional integra el sostén del padre y su colaboración en el lugar que él tiene la capacidad de ocupar.
En este tiempo de paso, sean las que sean las dificultades, la puesta en marcha de la fenomenalidad haptonómica sostiene el movimiento de vida de la madre y del niño.


Organización de la formación
La formación comprende 4 módulos de 3 días a lo largo de dos años.
Se propone desarrollar:
- las cualidades de percepción y de contacto “thymotáctil” del profesional,
- la capacidad de reconocer los temores, los obstáculos y los bloqueos que modifican el “tono de representación2*” materno así cómo la aptitud para reducirlos mediante un acercamiento específicamente haptonómico,
- retoma el corpus teórico anatomofisiológico del parto con un esclarecimiento sobre la participación afectiva en el proceso,
- aborda la influencia de las inervaciones  de origen cortical y subcortical, que provienen del sistema límbico, en la dinámica del parto,
- estudia las interacciones recíprocas de la madre y del niño en el desarrollo fisiológico del parto desarrollando las capacidades de sentir y de sostener los movimientos propios del bebé en cada momento de su progresión, permitiéndole hacerse nacer,
- forma al padre en las posibilidades de acoger, de permitirle guardar plenamente su sitio al lado de su compañera y del niño y de favorecer su participación activa en la sala de partos,
- enseña los gestos posibles, de forma haptonómica, para favorecer el nacimiento y prevenir las huellas negativas que podrían inscribirse en la memoria sensorial del bebé,
- estudia el lugar de la haptonomía en el acercamiento de las patologías del parto,
- retoma las modalidades de la acogida del niño sean cuales sean las circunstancias del nacimiento.

La aportación de la haptonomía en la sala de partos modifica profundamente el desarrollo del trabajo de parto y del nacimiento y de hecho, la vivencia de los padres y del niño.
Convoca a los profesionales a tener más “thymestesia*” y proyecta conducirlo, como deseaba Frans Veldman: “hacia más sabiduría, estabilidad, integridad, inteligencia, benevolencia, razonable, llena de comprensión, de autoresponsabilidad, sabiendo lo que conviene hacer con probidad y derechura”.
Es por sí misma, para aquel o aquella que lo desee una profundización de la calidad humana de su práctica.
La formación en hapto-obstetricia se concluye mediante una habilitación que hace una llamada a una fuerte exigencia ética individual.

1. thymestésico, de lo que la haptonomía llama “thymos” (pronunciar: thumos) el Afectivo, sede de la inteligencia y de la consciencia que, reunidas, se expresan mediante el soplo vital.
2. el tono de representación desde el punto de vista haptonómico incluye los tonos musculares, articulares, tisulares, vasculares y el tono de vitalidad psíquico de la persona.

 

2.- HAPTOPSICOTERAPIA COMPLEMENTARIA®
Esta formación es accesible tras finalizar una de las formaciones específicas requeridas. Frecuentemente es aperiódica.
Motivación
La misma que para la formación específica de la haptopsicoterapia.
Orientaciones de la formación de los profesionales
En relación a la formación específica de la haptopsicoterapia, esta formación complementaria es un “ir más allá” tanto en el dominio de la puesta en práctica de las facultades del terapeuta como en el dominio conceptual y de una reflexión entre clínicos que ya han hecho un camino en la aplicación de la haptopsicoterapia.
Son particularmente abordados: una profundización de la fenomenalidad  tales que la cuestión de lo íntimo y de lo arcaico, el lugar del lenguaje (sermo). Son igualmente abordadas las “mediaciones” puestas en marcha en el marco de la haptonomía, las problemáticas psicoterapéuticas propiamente dichas.


Organización de la formación

La formación comprende cuatro módulos de cuatro días a lo largo de dos años. Se concluye mediante una habilitación.

 

3.- HAPTOPEDAGOGÍA®
Esta formación es accesible tras finalizar una de las formaciones específicas requeridas. Frecuentemente es aperiódica.
Motivación
Esta formación complementaria aborda la cuestión del acompañamiento del niño en su individuación, hasta la adolescencia, de forma que esta tiende a desarrollarse en un equilibrio armonioso entre la maduración psicoafectiva y los aprendizajes cognitivos.
Orientaciones de la formación de los profesionales
Aborda:
- el desarrollo de la sensorialidad, en una tonalidad afectiva, a lo largo de las etapas del desarrollo por fases del niño,
- el sostén del niño en el despliegue de sus facultades y dones propios,
- el despliegue afectivo de la socialización y de la prevención de las patologías que eventualmente pueden ir unidas.

Pone el acento en las posibilidades de un “vivir juntos”, más que en la competición.
Organización de la formación

La formación comprende 6módulos de 3 días a lo largo de dos años. Se concluye mediante una habilitación.

 

4.- HAPTONOMÍA® APLICADA A LOS CUIDADOS DE LAS PERSONAS ENCAMADAS
Esta formación es accesible tras finalizar una de las formaciones específicas requeridas. Frecuentemente es aperiódica.
Motivación
Esta aplicación se orienta prioritariamente a las personas encamadas, con hándicaps en sus desplazamientos o que precisan de los llamados “cuidados intrusivos”.
La particularidad del contacto haptonómico acrecienta el confort del cuidado, que puede llegar a ser un momento esperado de reencuentro, más que un momento temido.
En la ayuda al movimiento, el esfuerzo está fuertemente disminuido, tanto para el cuidador como para el cuidado, existe un beneficio cierto en el plano de la profilaxis de las enfermedades profesionales (ciáticas, lumbagos).

Orientaciones de la formación de los profesionales
La formación ayuda al desarrollo de la sensibilidad de percepción. Se orienta en particular a tener en cuenta lo que la persona expresa no verbalmente de su enfermedad, y esto tanto por sus movimientos como por la emergencia de sus sentimientos.

Tres ventanas del cuidado a la cabecera del enfermo se abordan:

- la ayuda a la movilidad de las personas dependientes o con hándicaps. La invitación haptonómica en su especificidad propicia  una participación espontánea (no reflexiva) de la persona cuidada, lo que le permite sobrepasar sus temores y sus limitaciones.
- la toma en cuenta del entorno: el confort, las molestias, la precaución en el acercamiento a la cama del paciente,
- la conducción de los cuidados intrusivos: vendajes de heridas dolorosas, introducción de catéteres, sondas, etc.


Organización de la formación

La formación comprende 4 módulos de 3 días a lo largo de dos años. Se concluye mediante una habilitación.

Copyright © 2017 Haptonomía. Todos los derechos reservados.

Diseño Web Iniziativas - Registro dominios guidom